Mamá de 'Nubia e hijos' cumplió otro sueño: terminar su bachillerato

 


Narrar el campo ha sido una tarea difícil durante más de 50 años en nuestro país, pues hablar de la ruralidad colombiana históricamente ha tenido unas connotaciones sociales difíciles que han desviado la atención de lo verdaderamente importante: el campesino y el agro.

Sin embargo, a lo largo de la historia reciente del país se ha venido desarrollando un cambio cultural respecto a la forma en que se comprende el campo, ya que las narrativas siguen cambiando y los rostros de los ciudadanos que trabajan de sol a sol produciendo alimentos han logrado visibilizarse gracias a la digitalización. 

Tal es el caso del canal de YouTube ‘Nubia e Hijos’, una propuesta de una familia campesina ubicada en el municipio de Chipaque, Cundinamarca, a unos 40 kilómetros de Bogotá. Ellos han logrado gran reconocimiento en redes sociales por narrar el campo desde la perspectiva de quienes lo viven. 

Su auge empezó durante el inicio de la pandemia por covid-19 y, como muchos ciudadanos alrededor del mundo, lograron reinventarse y crear un emprendimiento que les ha dado muy buenos ingresos.

El canal está conformado por Nubia Gaona, madre de Alejandro y David, quienes disponen de su finca y sus cultivos como set de grabación. Su contenido gira en torno a ilustrar sobre temas varios del agro en Cundinamarca y a enseñar algunos aspectos básicos del cultivo de huertos para la población en las ciudades.

El 29 de abril de 2020 fue el inicio de una carrera exitosa en el mundo de YouTube, pues ese día publicaron su primer video y se volvieron tendencia en muy pocas horas. Casi un millón y medio de reproducciones tuvieron en su primera aparición en redes sociales. Desde entonces, el apoyo nacional a la iniciativa de Nubia Gaona y sus hijos ha sido masivo. 

La publicidad y la monetización de su contenido les ha servido para salir de la pobreza y empezar a especializarse en diversos campos educativos y empresariales. El pasado domingo 28 de noviembre, Nubia anunció que había logrado graduarse de bachiller académica, un objetivo que, según manifestó por medio de sus redes, había aplazado durante muchos años.

La noticia la dió por medio de su cuenta de Instagram que cuenta con más de 350 mil seguidores. En la publicación se puede leer la alegría que le produjo obtener su título académico, pero también resaltó la triste realidad que viven millones de campesinos en Colombia: la deserción estudiantil.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto