Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Hallan una joven descuartizada en zona boscosa, el responsable sería su expareja

 


La víctima, que había salido de casa para encontrarse con su papá, fue encontrada en un bosque. Murió, al parecer, a manos de su expareja.

La Policía de Bolivia arrestó a dos sujetos sospechosos del crimen de una joven descuartizada cuyos restos se encontraron en una zona periférica y boscosa de La Paz, en el que se constituye en el segundo caso de ese tipo en una semana.

La víctima de 18 años, identificada como Mayerly C. Ch., salió de su casa el pasado domingo con la intención de visitar a su padre para recoger un dinero "de asistencia familiar"; sin embargo, no regresó al hogar en el que vivía con su madre, explicó a los medios el representante de Servicios Integrales de Justicia Plurinacional, Aldo Torrez, entidad dependiente del Ministerio de Justicia. 

La madre "está en un estado de shock" y "no puede asimilar la situación", relató Torrez luego de que los familiares asistieran a la morgue judicial de la ciudad para identificar el cuerpo de la joven descuartizada. 

Los restos de la víctima se hallaron en la víspera cercenados en un bosquecillo situado en el límite entre las ciudades de La Paz y El Alto y el suceso causó tal conmoción que esta jornada los vecinos de la zona llamada Inca Llojeta bloquearon la avenida principal para pedir seguridad. Al finalizar la tarde, la Policía informó que se detuvo a "dos autores de este hecho", uno de ellos mantenía una relación sentimental con la joven descuartizada mientras que el otro posiblemente fue cómplice del crimen.

El comandante general de la Policía, Jhonny Aguilera, dijo a medios locales que fue fundamental realizar la identificación del cuerpo, contactar a la familia de la víctima y luego establecer un "plano de relaciones" para hallar a los responsables.

La Fiscalía informó en una comparecencia preliminar a los medios que el principal responsable del crimen de la joven descuartizada es Matusalen M. L., de 22 años, quien tiene antecedentes judiciales por abuso sexual y asesinato a una niña de 4 años. 

El hecho se registró cuando el sujeto tenía 14 años por lo que al ser menor de edad estuvo detenido en un centro de menores y después de cumplir una condena mínima recuperó su libertad, informó a los medios la fiscal asignada al caso, Dubraska Jordán. Magerly C. Ch. y su agresor tenían una relación hace unos tres meses y, según relató Jordán, llegaron a convivir. 

Este es el segundo crimen con estas características que se produce en Bolivia en una semana tras la muerte del joven Anakin P. T., de 22 años, cuyo cuerpo se halló cercenado en distintos lugares de la ciudad de El Alto, vecina de La Paz. 

Las indagaciones de la Policía establecieron que los responsables principales eran la exnovia del joven, Luz M.R.P., de 20 años, y la actual pareja de esta, Álvaro R.S.P., de 22 años.