Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

"Fue un acto cobarde": Habla patrullera golpeada por un encapuchado

 


La patrullera Astrid Salas perdió la conciencia luego de recibir el ataque por la espalda de un individuo aún no identificado. 

Cuando un grupo de integrantes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) transitaba por las calles de Medellín, el pasado 20 de julio, un individuo fue corriendo en dirección a ellos y derribó con una patada por la espalda a una agente. 

Posteriormente escapó. Se trata de la patrullera Astrid Salas quien lleva tres años en la Policía y aún se encuentra en la Clínica de la Policía Envigado, en el Valle de Aburrá. “En ese momento estábamos haciendo nuestro trabajo de policía. Estábamos en el sector de la 33 y plaza mayor. De repente sentí un golpe muy fuerte en mi parte trasera y ahí perdí el conocimiento”, relató Salas. 

Cuando despertó en la clínica, le mostraron el video de lo sucedido. “Me di cuenta que fue un sujeto de sexo masculino que me había atacado de manera cobarde por la espalda. Eso lo considero una violencia de género brutal y más la manera como me atacó que fue de espaldas”, expresó la patrullera del Esmad. 

“Siento en la parte trasera del cuello y la espalda un dolor muy agudo. Para eso hicieron una valoración y estoy esperando los resultados”, dijo Salas sobre su estado de salud. Añadió que está motivada a recuperarse y espera que todo salga bien. 

El general Carlos Ernesto Rodríguez, director de seguridad ciudadana de la Policía Nacional, rechazó el hecho. “Es un acto vil, un acto cobarde el ataque a una mujer agente del escuadrón. Por estos hechos, la Policía Nacional y la Alcaldía de Medellín ofrecen hasta 10 millones de pesos para identificar y judicializar esta persona”, informó.

Publicidad