Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Crimen del abogado Luis Gerardo Ochoa podría quedar en la impunidad



La sorpresiva noticia fue conocida el pasado fin de semana y se convirtió en un acontecimiento nacional en la que efectivamente se confirma la libertad del supuesto testaferro de las extintas FARC y quien además es investigado por el caso Surtifruver, el empresario Mauricio Parra Rodríguez.

Una de las razones principales por la cual el señor Parra Rodríguez queda en libertad según determinación de un juez en Pitalito, es por vencimiento de términos, pues la ley dice que son 240 días los que puede estar detenido sin que haya iniciado juicio en su contra; Sin embargo, en este caso han transcurrido 290 días en una prisión. “Aquí en este caso en concreto observamos que hay una serie de irregularidades que se han presentado”, recalcó el juez del caso. 

Como es de conocimiento público, el empresario Mauricio Parra Rodríguez es investigado como presunto determinador del homicidio del abogado Luis Gerardo Ochoa el 6 de abril del año 2017 y señalado de, según las investigaciones, presuntamente haber pagado 50 millones de pesos, para que sicarios acabaran con la vida del abogado Ochoa Sánchez. 

Se recuerda que el profesional del derecho, se había convertido en vocero de los reclamantes por las deficiencias de la constructora Soginco de propiedad de señor Parra Rodríguez, una urbanizadora de Pitalito que dejó en la incertidumbre a muchas familias que invirtieron millonarios recursos. 

Hay que indicar que la mayoría de los investigados y que habían sido capturados por este caso entre ellos el exsecretario de Planeación, quedaron en libertad por los mismos vencimientos de términos. Parra Rodríguez también es investigado por su presunta participación en el homicidio de Jhony Alonso Orjuela Pardo, en el denominado caso Surtifruver.  

Además, tiene otra investigación en su contra por lavado de activos, la Fiscalía lo señala de supuestamente ser el testaferro de las extintas FARC. Todas las acusaciones en su contra tienen en común, el testigo Fernando Bahamón Céspedes, quien pese a haber sido catalogado como falso testigo por la Corte Suprema de Justicia y por la misma Fiscalía, sigue apareciendo como testigo protegido de los fiscales que fueron designados en la administración de Néstor Humberto Martínez. “Mauricio Parra es el primer empresario que fue parte de la estratagema del exfiscal Néstor Humberto Martínez para hacer creer que ocultaba bienes de las entonces FARC y acusado de supuestamente ser testaferro de alias "El Paisa" agregó el abogado defensor Alejandro Carranza.

El caso del empresario Parra fue denunciado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.