Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Agente de tránsito y taxista evitaron que un hombre se lanzara de un puente

 


Entre las pertenencias del hombre, hallaron una libreta en la que había dejado un mensaje despidiéndose de su madre.

Alejandra Ramírez, agente de la Secretaría de Movilidad de Cali, se convirtió en la heroína en un caso que pudo convertirse en tragedia si no hubiera llegado a tiempo. 

Junto a su supervisor, se dirigió al puente de la carrera 100 con calle 15 que conecta a los municipios de Cali y Jamundí, debido a un reporte de congestión vehicular a causa de un accidente. Sin embargo, le llamó la atención ver al hombre solo. 

"Me causó impresión ver al señor en ese instante. Le pregunté el nombre y tratamos de desprenderlo de la baranda y que se sentara", confirmó la agente Ramírez. 

Decidió acercarse rápidamente para así evitar perder tiempo valioso. Encontró al ciudadano llorando desconsolado, con un maletín en sus hombros en el que llevaba una libreta y en ella una nota que decía:"Hola madre: perdóname madre, sé que es cobarde pero ya no puedo más. Siempre téngame presente en sus oraciones. Te amo y gracias por apoyarme tanto". 

La agente 555 quien lleva cinco años en la institución, de inmediato llamó a la mujer que sufre del corazón y tuvo que darle la noticia de lo que estaba sucediendo. En compañía de un taxista que a pesar de llevar una carrera, decidió detenerse para intervenir, lograron calmar al hombre con canciones cristianas y evitar la tragedia.

Publicidad