Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Policía ofrece $100 millones por los responsables de la desaparición de seis jóvenes en el Bajo Cauca


El general Jorge Luis Vargas, director de la Policía Nacional, dijo que gracias al trabajo de investigación, especialmente de la seccional Antioquia, lograron la expedición de dos ordenes de captura por desaparición forzada contra un hombre conocido como Yeison, quien sería el jefe de finanzas de Los Caparros, y de Orejas, otro miembro de este grupo.
Ambos adelantan labores criminales en el Bajo Cauca y el sur de Córdoba. La Policía ofrece una recompensa de hasta $100 millones por información que permita dar con la captura. Los dos hombres estarían detrás del secuestro de los seis jóvenes y adolescentes que desaparecieron en Puerto Bélgica, Cáceres (Antioquia) a finales de febrero. 
Los jóvenes y adolescentes salieron desde Anserma (Caldas) con destino a Cartagena. Hacían su viaje pidiendo aventones a los conductores de camiones, pero fueron bajados de un vehículo y llevados a la fuerza por Los Caparros. “Le pedimos a toda la comunidad de esa zona que den información”, manifestó el director de la Policía. También aseguró que la orden del Gobierno es adelantar acciones especiales. De la Campaña Agamenón se desplazaron cuatro funcionarios desde Necoclí hacia el Bajo Cauca para trabajar con funcionarios de la Dijín y apoyar la Operación Aquiles. 
El jueves, 18 de marzo, Emanuel Aguirre Villada, de 17 años, se presentó en la subestación de Policía de La Caucana, Tarazá. El coronel Ever Yovanni Gómez Reyes, comandante encargado de la Policía Antioquia, informó que el joven huyó de sus captores. “Actualmente se adelanta la investigación por parte de la Fiscalía contra Los Caparros por reclutamiento ilícito y desaparición forzada”, señaló Gómez.
Desde el 8 de marzo, tras la liberación de Mauricio Ramírez, de 21 años, otro de los seis jóvenes reportado como desaparecido, la Policía de Antioquia confirmó que los hechos son responsabilidad de dicho grupo armado. “Según nos manifiesta Mauricio, unas personas llegan y los llevan al otro lado del río. De esta forma los invitan a trabajar como parte de una actividad criminal en Los Caparros”, detalló en ese momento el coronel Jorge Cabra, comandante de la Policía de Antioquia. Los criminales les habrían propuesto un pago de 1 millón de pesos para que hicieran parte de sus actividades ilícitas.
Los Caparros son uno de los grupos que se disputan El Bajo Cauca y el sur de Córdoba, zonas que hacen parte de un corredor estratégico de relevancia para las organizaciones relacionadas con el narcotráfico, la minería ilegal y otras actividades de orden ilícito. La historia de esta organización criminal se remonta a finales de los años 90, cuando la expansión paramilitar empezaba a gestarse.


Publicidad