Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Hombre murió por defender a su hijo de ladrones en Bogotá



Nilson Gómez, murió de un brutal ataque cometido por una turba de ladrones, esto genera consternación en la capital colombian. 


El escenario del crimen fue una calle del barrio Verbenal, en la localidad de Usaquén, en el norte de Bogotá. La víctima, minutos antes había salvado a su hijo de delincuentes que pretendían robarle un celular . 

De acuerdo con la versión de testigos, la turba de ladrones persiguió al joven hasta la vivienda familiar donde cometieron todo tipo de desafueros. Posteriormente, el padre de familia fue llevado a la calle donde diez delincuentes, incluida una mujer, le agredieron brutalmente. 

Nilson Gómez tenía seis hijos. “Fue cuando mi padrastro vio que ya tenían a mi hermano acorralado. Él decidió como héroe, como papá, meterse a decir ‘si quieren llévense el celular y ya’”, relató César Molina, hijastro de Nilson. 

Kevin Felipe Hernández, que era el joven al que estaban robando, señaló que los delincuentes los fueron empujando hasta una esquina “y una vez allí salen más de diez tipos” que atacaron sin piedad a su progenitor. 

“Cuando ya se vio encima un tipo, le pegó supuestamente un puño, dicen, le pegó acá (el hombro derecho) y le pegó otra vez en la cara, ahí mi padrastro se desgonzó y comenzó a salir sangre”, agregó César.

Su hijo Kevin solo pide una cosa: “que haya justicia. Por un celular no se justifica que le quiten la vida a mi papá. Él es papá exactamente de seis hijos”. 

Es el mismo clamor de su hija Karen Hernández, “porque mi papá era un hombre que daba la vida por nosotros y se demostró, dio la vida por mi hermano”. 

El coronel Jorge Pinzón, comandante Operativo de Seguridad Ciudadana, reveló que capturaron a “cuatro personas implicadas en estos lamentables hechos”. 

El crimen desató enardecidas protestas por parte de la comunidad, que cansada de la inseguridad y los constantes crímenes bloquearon los accesos al barrio Verbenal y quemaron llantas. 

Los responsables del asesinato y las múltiples agresiones quedaron registrados en varios videos de seguridad. 

En una de las imágenes, la más impactante, se aprecia la forma en que uno de los atacantes de manera cobarde intenta aplastarle la cabeza a la víctima mientras esta yace en el suelo totalmente inerme.

Publicidad