Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Funcionario se salto la fila y se aplicó vacuna a sí mismo en Medellín



Se trata de un empleado de Metrosalud. La Alcaldía anunció que comenzarán las investigaciones, mientras que el hombre entregó su versión.

En Medellín se desató una polémica por un video en el que un funcionario de Metrosalud, al parecer, se inyecta él mismo una vacuna contra el COVID-19. 

En la grabación, que se hizo viral este sábado, se puede observar el momento en el que Braulio Hurtado Romaña, un auxiliar de Metrosalud, con sus propias manos toma una jeringa, supuestamente con una dosis de la vacuna de Pfizer, y se la inyecta en uno de los brazos.

El hecho desató una controversia porque el hombre haría parte del personal administrativo y no debería estar en la lista de priorizados.

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero, anunció que comenzarán las investigaciones.

“Se determinará si estaba charlando, si no, si era una vacuna de COVID, pero lo que sí está muy claro es que las penas para quienes se roben o se salten la fila en temas de vacunas están entre uno y tres años y vamos a hacer muy contundentes al respecto”, afirmó el mandatario.

Ante la circulación de este video en redes sociales, Metrosalud se pronunció a través de un comunicado y anunció que “se tomarán las medidas necesarias que posteriores a la investigación y análisis realizado se requieran y así evitar que cualquier hecho altere el proceso de inmunización”. 

Aunque al implicado en el video lo señalan presuntamente por ser un personal administrativo que fue priorizado de manera irregular, el hombre también contó su versión. 

“Grabé este video con el único fin de incentivar a las personas a vacunarse y perder el miedo a recibir esta vacuna, vuelvo y repito no he violado ningún proceso de la vacunación y quise informarle a la gente de que es un proceso seguro y sencillo”, afirmó. 

Sin embargo, este caso se une a las investigaciones de las posibles irregularidades que se han venido presentando en las jornadas de vacunación en Medellín, como el caso de los 53 administrativos de Coopsana.

Publicidad