Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Asesinan a la lideresa indígena María Bernarda Juajibioy en Putumayo




La lideresa y actual alcaldesa del Resguardo del Cabildo Camentzá Biyá, que hace parte de los 15 pueblos indígenas de este departamento, fue asesinada con su nieta de un año de edad. 

La Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic) rechazó los hechos y exigió que se adelanten las investigaciones pertinentes.

El miércoles 17 de marzo, a las 6:45 de la tarde, María Bernarda Juajibioy, lideresa y alcaldesa del Resguardo del Cabildo Camentzá Biyá, fue asesinada junto con su nieta de un año y medio. 

Según la información preliminar, la lideresa se movilizaba con otras mujeres en motocicleta, entre la vía Cabildo, en la vereda La Esmeralda, en Orito (Putumayo) con rumbo a la inspección de El Placer, en el municipio de Valle del Guamuez; allí fueron interceptadas por hombres armados que las asesinaron.

Desde la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic) rechazaron el asesinato de la lideresa.

“Las mujeres indígenas son las guardianas de la pervivencia de los Pueblos”, afirmaron. 

Asimismo, la organización exigió la investigación y judicialización de los responsables, recordando que en los territorios hacen presencia grupos armados que ponen en riesgo la pervivencia de las comunidades. 

“Nos están exterminando ante el silencio cómplice del Gobierno de Iván Duque”, concluyeron.

La organización zonal indígena del Putumayo (Ozip) se solidarizó con los familiares de la lideresa y con el Pueblo Kamentsá. “Declaramos ante la comunidad nacional e internacional un llamado de alerta por la integridad y la protección de las mujeres, niños y niñas pertenecientes a los pueblos indígenas del departamento del Putumayo. 

Reiteramos nuestra preocupación e indignación ante estos actos de exterminio físico y cultural que se incrementan cada día”, manifestaron por medio de un comunicado. 

Asimismo, la organización dijo que estos actos “son producto de la falta de garantías por parte del gobierno” y que el caso representa una mayor gravedad, teniendo en cuenta que el 11 de Marzo de 2021 el ministro del interior, Daniel Palacios Martínez, y la Gobernación de Putumayo participaron de la mesa territorial de garantías para la labor de líderes sociales y procesos comunitarios. 

Para lo organización el asesinato muestra que no ha habido resultados. 

“Responsabilizamos al Estado colombiano por la continuidad de la violencia en los territorios, debido a su omisión en el deber legal como garante de los derechos humanos y su renuencia en el cumplimiento con autos, sentencias y demás disposiciones legales de protección a los pueblos indígenas”. 

Dentro de las exigencias de la Ozip, se encuentra que el Ministerio del Interior, la Defensoría del Pueblo, la Unidad Nacional de Protección tomen medidas en el caso y garanticen protección.

Publicidad