Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Crucifijo impidió que una bala perdida hiriera en el pecho a un niño de 9 años

 


“Quizá para otros es suerte, casualidad, pero para nosotros es un milagro”, dice la familia del menor, que solo tuvo una lesión superficial. Un niño de 9 años de una provincia en Argentina se salvó de recibir una bala perdida en el pecho. 

Aunque el proyectil cayó sobre él, no hizo mayor daño gracias a una imagen de un Cristo crucificado que traía colgado, asegura su familia.

Tiziano, el pequeño, le contó a Telefe Noticias lo que ocurrió la última noche del 2020, cuando todo estaba listo para recibir el año nuevo: “Estaba afuera hablando con mis primos, metiendo adentro a mi hermanita y a mi primita porque estaban empezando a tirar cohetes y no les pasara nada. 

De repente siento algo fuerte en el pecho”. El dolor que este niño sintió resultó ser, dicen sus familiares, una bala perdida. 

De inmediato fue trasladado a un hospital, pero recibió atención únicamente por una herida leve y en menos de una hora fue dado de alta para que pudiera estar en casa al momento de recibir el 2021. 

José Romero Silva, periodista del medio en mención, obtuvo imágenes de lo que afirman los allegados de Tiziano fueron la bala y el crucifijo que salvaron al menor:




Como se aprecia en las imágenes, hay una cruz con un orificio similar al de una bala. Muchos cuestionan si en realidad dicha representación de Jesús fue impactada por un proyectil o si la cruz ya tenía el hueco. 

En todo caso, allegados a Tiziano sostienen que fue una manifestación divina la que le salvó la vida esa noche al niño.