"No salir a votar, es un papayazo para los corruptos y ladrones de cuello blanco": Sergio Zúñiga

Más claras no pueden ser las matemáticas. En el 2018, hace 4 años eran 36,7 millones de colombianos habilitados para votar. Se tuvo un abstencionismo del 47%, es decir, que solo votaron 19,5 millones de compatriotas.

La diferencia entre Duque y Petro fue de 2,3 millones de votos, lo que habría sido radicalmente diferente si hubieran votado los 16 millones de colombianos que se abstuvieron. La historia sería otra en el Congreso, y en la primera vuelta y segunda vuelta presidencial.

Esta diferencia matemática es la que beneficia las maquinarias y la corrupción electoral. Mucha atención a la siguiente fórmula: si de 10 personas que pueden salir a votar solo 6 lo hacen, necesitarán solo 3 de ellos o poco menos, para que puedan elegirse. 

Pero ¿Qué pasa si de los 4 que se abstienen, 3 deciden ir a votar? Se alcanzaría el 90% de participación electoral y las primeras derrotadas serían las maquinarias porque no les alcanzaría para comprar los votos.

Para las elecciones del 13 de marzo están habilitados 38,8 millones de colombianos para votar, de los cuales 885.000 son huilenses. El voto es la principal arma que tenemos para transformar las cosas. 

Debemos refrendar en las urnas, lo que pedimos en las calles en el 2021. Vamos como región y nación a derrotar la vieja politiquería, a darle paso a nuevos rostros y liderazgos, vamos a dar ese salto al futuro, al progreso y el desarrollo que por décadas nos han negado.

Salgamos a votar. No dejemos que nos abudineen las elecciones.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto