Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Sueño hecho pesadilla: colombiana y su hija murieron tratando de cruzar frontera de EE. UU

 


Claudia Marcela Peña hizo un video bendiciendo a su familia en la Basílica de Guadalupe en México, una día ante de partir hacia la frontera de EE. UU junto con sus pequeños hijos: Maria José Sánchez, de 10 años y Cristian Pinzón, de 3. Pero lo que era un viaje de esperanza, terminó en un fatal sueño americano. 

Su meta era atravesar el desierto de Arizona, con la ayuda de un coyote, para reencontrarse con su esposo, Hugo Pinzón, un colombiano radicado en los Estados Unidos. Cada paso que daban hacia la frontera , Claudia Marcela y su pequeña hija lo iban registrando en su celular, hasta tomaron fotografías cuando viajaban por tierra en un vehículo con el supuesto coyote. 

“Ella salió el sábado 21 de agosto del aeropuerto El Dorado con destino a México. El domingo y lunes estuvo en México. El martes en la mañana, viajaron a Tijuana en avión y ese mismo día viajaron a Mexicali por tierra desde donde un coyote las iba a llevar a la frontera . La última comunicación fue el miércoles, 21 a las 6:00 a.m., dijo Yeni Acevedo, prima de las víctimas. 

Las últimas fotografías que tomaron Marcela y su pequeña hija de la fatal travesía fueron dos: la primera cuando se adentraba hacia el desierto entre México y Arizona y otra cuando ya se evidencia la fatiga de los pequeños por la fuerte ola de calor. Sus cuerpos no aguantaron y al parecer fueron abandonados por el coyote. En una conversación con una familiar, Hugo, marido de Marcela, le informa que su esposa y su hija “no aguantaron el calor y se murieron”, pero también dijo que su hijo sobrevivió y estaba hospitalizado. 

Los primeros informes indican que los cadáveres de Claudia Marcela y Maria José fueron encontrados por agentes fronterizos en zona desértica del condado de Yuma, en Arizona. El pequeño Cristian sobrevivió al intenso calor y fue rescatado casi deshidratado. Fue llevado a un hospital en Phoenix y en las próximas horas será trasladado a Los Ángeles. 

“Quiero pedirle a la Cancillería colombiana y al Gobierno colombiano, acá en los Estados Unidos, que me colaboren para repatriar el cuerpo de mi esposa y de mi hija que murieron en La Raya, entre México y Arizona. Venía buscando un mejor futuro para sus hijos y no lo logró”, expresó Hugo Pinzón, padre y esposo de las víctimas. 


Además, explicó que por ahora su hijo no está con él, pero que está “haciendo todo lo posible” para que se lo entreguen.