Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Este 20 de julio llega la reforma tributaria al Congreso

 


Después de dos meses y medio de que el presidente Iván Duque decidió retirar la reforma tributaria del exministro Alberto Carrasquilla por desencadenar una ola de protestas, el Gobierno radicará hoy, tras la instalación del Congreso, el denominado ‘Proyecto de inversión social’, que buscará recaudar 15,2 billones de pesos. 

La nueva reforma llega con mensaje de urgencia al legislativo después de una búsqueda de consensos entre los diferentes actores de la sociedad. A lo largo de estas semanas se realizaron foros en los que se dio voz a empresarios, jóvenes, líderes sindicales, representantes de la academia o partidos políticos, entre otros. Además, el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, efectuó una gira regional para socializar el proyecto, y se habilitó también una página web para que todos los interesados pudieran dejar sus ideas. 

La idea es que el proyecto pueda aprobarse lo más pronto posible en el Congreso, Restrepo confía en que sea en agosto, para atender cuanto antes a los más vulnerables, que son los más afectados por la pandemia de covid-19, sostener las finanzas públicas e impulsar el crecimiento y la inversión. “Esta reforma da un mensaje de que a pesar de haber perdido el grado de inversión, Colombia sigue firme para lograr la sostenibilidad fiscal porque nos preocupa y hace parte de nuestras prioridades. Somos un país responsable con sus finanzas públicas”,dijo Restrepo. 

En total, la meta es beneficiar a cerca de 11,6 millones de colombianos a través de programas como Ingreso Solidario, la creación de nuevos empleos para los jóvenes, la ampliación del Programa de Apoyo al Empleo Formal (Paef), concentrado en la micro y pequeña empresa, y la matrícula cero, que beneficiará a 695.000 estudiantes de pregrado. Con estas medidas se prevé reducir la pobreza monetaria del 42 al 34 por ciento, lo que indica que 4,1 millones de personas dejarían de estar en esta condición. 

En materia de empleo, el propósito es recuperar cerca de 500.000 trabajos y llegar a niveles prepandemia. Y con el apoyo a la nómina se espera beneficiar a 400.000 empleos y 55.000 empleadores. Si bien la anterior propuesta buscaba recaudar 23,4 billones de pesos a base de conseguir 17 billones de pesos con impuestos a personas naturales, el nuevo proyecto pretende recoger 15,2 billones de pesos, pero no tocará a la clase media. 

No se pondrá de manera gradual el impuesto de renta a las personas naturales ni se ampliará la categoría de bienes exentos de IVA, o tampoco se pondrá a pagar más a los pensionados, como sí lo planteaba el anterior proyecto. 

En esta ocasión se busca apelar a la solidaridad del tejido empresarial. Los empresarios aportarán el 69 por ciento (10,6 billones de pesos) del recaudo, mientras que el 31 por ciento (4,6 billones de pesos) vendrá de un nuevo apretón del gasto público de 1,9 billones de pesos y de una lucha contra la evasión por 2,7 billones de pesos. Esto sin contar con las medidas temporales. 

La sobretasa financiera hasta 2025 generaría 392.000 millones de pesos, y la normalización tributaria recaudaría 300.00 millones de pesos en 2021 y 460.000 millones en 2022. Para los empresarios, la tributaria contempla desmontar la ampliación del descuento por pago de ICA del 50 por ciento y al 100 por ciento en el impuesto de renta, así como aumentar la tarifa de renta al 35 por ciento. 

La primera medida generaría 3,9 billones de pesos, y la segunda, 6,7 billones. El plan de austeridad estará concentrado en limitar el crecimiento de la burocracia, en restringir los cambios en las plantas de personal y en limitar los gastos. En total, se prevé llegar a un ahorro de 50 por ciento en viáticos, papelería, publicidad o vehículos en un periodo de 10 años. 

También se hará un control de los costos de arrendamiento y habría facultades para suprimir o fusionar entidades del Estado. Respecto a la lucha contra la evasión, la reforma incluye medidas para mejorar los ingresos tributarios. 


Entre otros, se impulsará la factura electrónica y la Dian podrá facturar el impuesto a los contribuyentes con base en información de esta y la información exógena tributaria. Adicionalmente, a través de la georreferenciación se podrá garantizar el valor total de la venta de los inmuebles.