Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Comité del paro convoca a una "toma de Bogotá" el 9 de Junio

 


Este jueves se tiene previsto que el Gobierno y el Comité Nacional del Paro reanuden la mesa de conversaciones en busca de un preacuerdo para comenzar, en firme, una mesa de negociaciones.

Concluida la jornada de protestas y manifestaciones que se registró este miércoles en Bogotá y otras zonas del país, el denominado Comité Nacional del Paro convocó a una nueva movilización el próximo miércoles 9 de junio, cuando se tiene prevista una ‘toma’ de la capital del país.

Según reclamó Fabio Arias, fiscal de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), si bien hay una mesa de conversaciones con el Gobierno Nacional, el Ejecutivo busca un “desgaste” de la movilización y la apuesta es supuestamente dilatar ese espacio de conversación. 

El dirigente explicó que se busca enviarle un mensaje al Gobierno en el sentido en el que no van a agotar a quienes permanecen en las calles e incluso, buscarán redoblar sus esfuerzos para involucrar a más manifestantes. 

Justo este jueves, se tiene previsto que el Gobierno y el Comité Nacional del Paro reanuden la mesa de conversaciones, que aún no ha trascendido de meros diálogos, pese a que la intención de las partes es que sea un espacio de negociación. Uno de los puntos que tiene paralizada la mesa son los bloqueos adelantados en diferentes zonas del país.

Si bien el pasado martes el Comité Nacional del Paro invitó a ponerle un alto a la obstrucción de vías –defendiendo que se trata de “desescalamiento de los puntos de resistencia”–, no hubo acuerdos al término de otra jornada de diálogos. Aunque el Comité destacó que “más de 40 puntos de resistencia se han suspendido” con miras a que el Gobierno firme un preacuerdo para las garantías para la protesta, el Ejecutivo reiteró que hasta que haya un 100 % del desbloqueo de vías se firmará el documento. 

Emilio Archila, consejero para la Estabilización y vocero del Gobierno en la mesa, advirtió que en Colombia los bloqueos no son una manera legítima de ejercer el derecho a la protesta. “Por eso, en lo que le corresponde a cada quien y sin pedir imposibles en el ámbito de cada uno, esos bloqueos deben desaparecer”, declaró.

Según el funcionario, entregaron un documento de garantías en el cual ratificaron la voluntad y decisión del Gobierno para que, en la medida en que las protestas “sean pacíficas, alegres y constructivas”, darles a ellas todo el alcance que corresponde. 

Archila defendió que se ha cumplido con las peticiones del Comité, con fallos de la Corte Constitucional y con solicitudes como que la CIDH realice una visita a Colombia para verificar la situación de derechos humanos durante el paro. 

A su turno, el Comité reclamó que, con el nuevo documento sobre garantías, el Gobierno “deshace el preacuerdo logrado el pasado 24 de mayo, insiste en militarizar las protestas y no acepta cumplir lo establecido en la normatividad”. 

Frente a los bloqueos, señaló que “apoya y estimula” los procesos regionales de diálogo, y los actos unilaterales realizados por las comunidades que han incrementado significativamente la libre movilidad en las carreteras del país.

Publicidad