Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

“Hay que esperar”: Gobierno le dice no a la visita de la CIDH por violencia en las protestas

 


Según la vicepresidenta, primero se debe dejar trabajar a las instituciones colombianas para que los entes internacionales puedan venir al país a evaluar la situación tras varias semanas de protestas. 

La vicepresidenta y canciller, Marta lucía Ramírez, comenzó una apretada agenda en Washington, capital de Estados Unidos, para dar la versión del Gobierno sobre la crisis social que se vive en Colombia por el paro nacional. 

A su salida del encuentro con Luis Almagro, secretario general de la OEA, la ahora canciller le dijo no, por el momento, a los pedidos de la OEA y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para enviar comisiones que verifiquen la situación en el país.

“Tenemos la solicitud de la CIDH y del propio secretario Almagro. Hemos dicho que todas las visitas bienvenidas, pero en este momento consideramos que hay que esperar que los propios organismos de control -Fiscalía, Procuraduría, Contraloría y Defensoría- terminen de hacer su tarea e investigar cada uno de los casos”, fueron las palabras de la vicepresidenta y canciller.

Según Ramírez, en las próximas semanas se estarían llevando a cabo las labores para permitir la visita tanto de la OEA como de la CIDH. A la salida de este mismo evento, Ramírez fue interrogada por ciudadanos colombianos en Washington que criticaron la negativa del Gobierno a la visita del CIDH. 

Estos llegaron a comparar el gobierno de Iván Duque con el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, que impidió la visita de este órgano a comienzos de 2020.Frente a los señalamientos, la vicepresidente aseguró que en ningún momento se está impidiendo la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. 

Para Ramírez, este tipo de delegaciones únicamente deberían realizarse cuando los organismos internos -Fiscalía, Contraloría, Procuraduría, etc- no están cumpliendo con su deber, y este no sería el caso de Colombia. “Fiscalía, Procuraduría, Defensoría, todos han establecido un equipo de trabajo para asegurar que no haya un sólo caso de violación de derechos”, fueron las palabras de Ramírez a los manifestantes que reclamaban la visitan de la CIDH y pedían una salida negociada al paro. 

Sobre esto último, Ramírez aseguró que el gobierno de Iván Duque ha tenido dicho interés desde el primer día de las manifestaciones. 

Vale recordar que desde el 14 de mayo, la CIDH hizo una solicitud al gobierno colombiano para que le permitiera “realizar una visita de trabajo a su ilustre país para verificar la situación de derechos humanos en el marco de hechos de violencia sucedidas durante las protestas iniciadas del 28 de abril”. 

En este mismo sentido, la Comisión expresó que, apenas se contara con la “anuencia solicitada”, su delegación viajaría de forma inmediata a Colombia. En este mismo sentido le pidieron al gobierno que diera una fecha para la realización, un punto focal y que se encargara de temas como logística, seguridad y transporte. 

Sin embargo, con el pronunciamiento de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, todo parece indicar que el gobierno le cerró la puerta, por el momento, a la visita de la CIDH.