Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Publicidad Adsense

publicidad

En el Congreso proponen que las iglesias paguen impuestos



Una de las propuestas para generar ingresos fiscales llegó desde la oposición, específicamente de la representante Katherine Miranda, de la Alianza Verde, quien sugirió que las iglesias paguen impuesto de renta, asunto que no ocurre actualmente, en vez de cobrárselo a los colombianos que ganen desde $2,5 millones. 

Según la congresista, con esto se recaudarían cerca de $1,8 billones, sin tener que tocar el bolsillo de la clase media. "Si hay opciones para hacer una reforma tributaria sin meterle la mano al bolsillo a la clase media. ¿Qué tal si las iglesias empiezan a pagar el impuesto a la renta? Eso permitiría al Estado un recaudo de 1.8 billones de pesos!", trinó. 

Miranda agregó que “no puede ser que con ingresos brutos superiores a los $ 5,4 billones y patrimonios líquidos avaluados por más de $ 13 billones, las iglesias no aporten tributariamente”. Ella ha asegurado que las iglesias se volvieron "un negocio redondo", y unos pocos han logrado amasar fortunas a expensas de sus seguidores; a pesar de ser empresas electorales con curules y asientos en el Congreso, hoy no aportan al sistema. 

Tras ello, el Representante a la Cámara por Bogotá, Carlos Eduardo Acosta, rechazó la postura planteada por Miranda y otros congresistas. “No es sorpresa que la propuesta venga de quienes siempre hacen gala de su intolerancia religiosa. Es una visión intolerante y discriminatoria con quien piensa diferente, irrespetuosa de las libertades individuales, es inaceptable.” Y agregó que “bajo esta lógica del absurdo también deberían pagar renta las cooperativas, los sindicatos de trabajadores y las fundaciones entre otros”. 

Este ha sido una asunto que ha sido debatido cuando se han dado las discusiones sobre las anteriores reformas tributarias. Hasta febrero de este año, según el viceministro del Interior, Carlos Baena, en el país había 8.000 iglesias registradas en este Ministerio. Sentenció que por la pandemia ha disminuido el número de solicitudes, pero mensualmente se hacen 48 aprobaciones. Ninguna de ellas paga impuestos, porque están amparadas bajo el artículo 23 del estatuto tributario. En este numeral se señala que no son contribuyentes del impuesto de renta, pero en todo caso están obligadas a presentar la declaración de ingresos y patrimonio, garantizando la transparencia en la gestión de sus recursos y en el desarrollo de su actividad. 

En diversas ocasiones dirigentes de las iglesias han señalado que estas no son entidades con ánimo de lucro, por lo tanto consideran que no deben ser puestas en la línea de quienes deben pagar impuestos. Asimismo han señalado que consideran que las personas que hacen parte de sus congregaciones ya pagan impuestos y cobrarles a las iglesias supondría una doble tributación.


Publicidad