Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Publicidad Adsense

publicidad

Medida de aseguramiento para la madre que hizo pasar por muerta a su bebé y la vendió


Por la venta de una bebé recién nacida en Yopal capturaron a Yliana del Carmen Serrano Tovar, madre de la niña, y a Edwin Gildardo Agredo Correa, quien supuestamente la compró por un millón de pesos.

La mujer de nacionalidad venezolana llegó a Casanare el 29 de diciembre pasado, contactó a Edwin Gildardo Agredo Correa y a Germán García, en Duitama (Boyacá), para ofrecerles la niña.  García contó que se había inscrito en una página en Facebook en contra del aborto, con un mensaje para que las madres que no querían tener los bebés le dieran la oportunidad de ser padre. 

El 14 de febrero pasado cuando nació la niña en una residencia de Yopal, Yliana le puso un mensaje a la pareja informándoles que la niña se había adelantado. La pareja llamó una ambulancia para que llevara a la mujer y la bebé al hospital de Yopal para que fueran atendidas. 

Allí, dos días después, realizaron el registró de la niña y Agredo Correo se habría hecho pasar como el padre biológico de la niña para hacer el trámite del registro nacimiento, ante el consentimiento de mujer que reiteradamente les dijo que no quería hacerse cargo de la niña. 

Luego, cuando Yliana y la bebé salieron del centro clínico se dirigieron, junto a la pareja, al Centro de Conciliación de la Cámara de Comercio de Yopal, donde tramitaron la custodia de la menor a nombre de Agredo Correa, como lo reveló a El Tiempo su compañero Germán García. 

Incluso, dijo que ellos se habían encargado de pagar una ecografía a la mujer y le habían aportado, en una oportunidad 70.000 pesos y en otra ocasión 140.000 pesos para que hiciera mercado, pero que no había pagado por quedarse con la custodia de la niña. Los investigadores de la Fiscalía señalan que negociaron la niña por un millón de pesos. 

La mujer regresó a la vivienda sin la niña, dos días después, manifestando que esta había fallecido en el centro médico, lo que generó alarma y desconfianza en los familiares, toda vez que habrían encontrado algunas conversaciones en las que presuntamente la mujer negociaba la menor. 

La Fiscalía le imputó a la mujer el delito de tráfico de niños y a Agredo Correa le sumó los delitos de obtención de documento público falso, supresión, alteración o suposición del Estado Civil. En las audiencias celebradas este domingo se conoció que Agrego Correa es secretario del Juzgado Promiscuo de San Mateo, en Boyacá. 

El juzgado les dictó a los dos implicados medida de aseguramiento en establecimiento carcelario. Agredo Correa no aceptó los cargos y, a través de su defensa, presentó recurso de apelación contra la medida adoptada por el Juzgado Segundo Promiscuo Municipal de Aguazul. 

A la investigación también está vinculado García, mientras la bebé y otros dos hijos de la mujer están a cargo de Bienestar Familiar.

Tomado de El Tiempo

Publicidad