Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Publicidad Adsense

publicidad

Hermanastro de Sara Sofía declaró que su madre maltrataba a la niña

 


La Fiscalía reveló algunos de los testimonios entregados en el caso de la desaparición de la bebé en el sur de Bogotá. “Nunca la vi llorando”, afirmó un testigo. Las pruebas contra Carolina Galván, la mamá de Sara Sofía, y su expareja Nilson Díaz, fueron reveladas por la Fiscalía en medio de una audiencia reservada en la que un juez decidió enviarlos a la cárcel. 

El ente acusador empezó leyendo los testimonios de las personas a las que la mujer les dijo que la bebé había muerto. Uno fue el de una vendedora informal, a la que Carolina le comentó “que a la niña le dieron comida una tarde y la niña se quedó dormida. 

Por la noche cuando fueron a despertarla la niña estaba fría y tiesa, que a ellos les había dado mucho miedo, a Nilson y a Carolina. Que le habían llamado pero la niña no despertaba y buscaron una bolsa negra y una caja y la lanzaron al caño entre los dos”. 

La testigo afirmó que la imputada no demostró emoción alguna, “como si estuviera contando algo normal, nunca la vi llorando. Más lloré yo cuando me comentó lo que había hecho con la niña porque yo tengo nietos de esa edad”. La administradora del pagadiario donde vivió Carolina corroboró lo dicho por la otra mujer: “esa noche me comentó que la niña de un año se le había muerto, a ella también le hizo esa manifestación, que ella le había dado comida y le había broncoaspirado”. 

Sin embargo, un peluquero de la zona dio otra versión y afirmó que vio viva a la niña hasta último momento.

En su testimonio, según la fiscal, “él insiste y le pregunta (a Carolina) “¿cierto que usted la regaló?’, y ella le responde que sí. Luego le dice ‘¿cierto que a la señora a la que tú le regalaste la niña tenía un carro rojo?’, y Carolina dice que sí, pero yo metí la palabra y le pregunté ‘mami, ¿tú dónde regalaste la niña?’, y me dijo que por la 86, por Patio Bonito. Después salió y me dijo ‘yo te voy a buscar la niña, te la voy a traer’”. 

Uno de los presuntos hijos de Nilson también rindió su testimonio y manifestó que la bebé era maltratada por la mamá, “le metía correazos en la cola, la metía en la ducha, le mojaba la cola, le pegaba con la correa y lloraba”. 

Para la Fiscalía la pareja es un grave peligro para la sociedad, no solo por el maltrato al que al parecer sometían a Sara Sofía, sino porque, según uno de los testigos, habrían manifestado su intención de robar un niño.

Publicidad