Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Publicidad Adsense

publicidad

Casi 50 serpientes fueron sacrificadas para fabricar medicamentos anticancerígenos

 


Cuatro serpientes cascabel vivas y cerca de 45 más muertas fueron decomisadas el pasado viernes 19 de febrero por Cortolima en el municipio de Honda. 

En el hecho se logró establecer que los animales serían asesinados y posteriormente utilizados en la fabricación de medicamentos para tratar enfermedades como el cáncer. Asimismo, usarían sus pieles, colmillos y el cascabel para el tráfico ilegal de fauna silvestre. 

Fuentes de la Fiscalía General de la Nación indicaron que “estos animales junto con otras especies venían siendo utilizadas como insumo para elaborar drogas improvisadas, al igual que el consumo de sus partes y fluidos”.

Según expertos del Hospital Veterinario de la Universidad del Tolima y de Cortolima, las serpientes fueron halladas en lamentables condiciones de maltrato con lesiones cutáneas, deshidratación y posibles traumas. 

“Estos animales se encontraron en muy mal estado de salud: deshidratadas, con golpes y lesiones en la piel. Se les hicieron varios exámenes como: radiografía, ecografía, analítica sanguínea, para determinar su estado real de salud”, explicó el director del Hospital Veterinario, Diego Echeverry. 

Las que sobrevivieron corresponden a una hembra adulta, y a dos hembras y un macho juveniles. Todas se encuentran en el Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre de la Corporación, en donde están siendo atendidas por un grupo de especialistas en este tipo de fauna.

Así pues, se encuentran recibiendo alimentación asistida, hidratación parenteral, entre otros cuidados. “Estamos a la espera de los resultados de la analítica para tener un dictamen definitivo de cuál es su condición”, puntualizó.

La situación tiene preocupadas a las autoridades ambientales ya que estos animales cumplen un papel muy importante en el equilibrio de las especies. 

“La gente únicamente considera que son venenosas, y sí, lo son, pero hay que pensar que ellas normalmente no van a buscar atacar a una persona. Siempre que suceden accidentes es porque invaden sus hábitats o las pisan”, indicó Echeverry. 

Cortolima se encuentra realizando el proceso de estabilización de los animales debido a las malas condiciones de salud en las que fueron hallados.

Publicidad