Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Publicidad Adsense

Rescatan pequeño Búho que había quedado aturdido por el ruido de la pólvora



Desorientadas, aturdidas y muchas veces muertas terminan las aves como consecuencia de la quema de pólvora durante la temporada de diciembre. 

Estas especies son uno de los principales atractivos de la capital del Valle del Cauca, por lo que su bienestar es prioridad para las autoridades ambientales. 

“Un animal como un ave o un murciélago, o una zarigüeya, puede quedar aturdido, asustarse, lanzarse del árbol, correr a la calle y ser atropellado porque no entiende que esto ya va a terminar, pensará que llegó el fin del mundo”, dice Delio Orjuela, veterinario zootecnista del Dagma. 

Por el ruido y las partículas que quedan en el aire, muchas aves quedan desorientadas, como un búho que fue rescatado en un parque de la ciudad tras la gran cantidad de pólvora que se quemó durante alborada del pasado primero de diciembre.

“El estrés, el miedo y la desorientación pueden aumentar de forma exagerada la frecuencia cardiaca e incluso causar la muerte”, afirma Laura María Marín, veterinaria zootecnista del Dagma.

Las aves no son las únicas afectadas, animales silvestres y domésticos, como perros y gatos, pueden llegar a sufrir de estrés severo.

“Se presentan muchos casos de fuga, los animales salen corriendo, quedan aturdidos; se presentan accidentes de tránsito; se presentan problemas de animales que se escapan y se pierden, y, en general, animales que también tienen problemas auditivos, ya que la pólvora tiene un nivel bastante fuerte de intensidad”, señala Fernando Soto, veterinario zootecnista del Dagma. 

En Cali, la pólvora, que también es de gran riesgo para las personas, pues pueden resultar quemadas y hasta con amputaciones, aumenta la contaminación por ruido y en el aire, debido al material particulado que queda en el ambiente.

Publicidad