Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Publicidad Adsense

Con un solo celular, abuela logró que sus 10 hijos y nietos aprobaran el año

 


Angela Gonzales es una mujer victima del conflicto armado de 48 años, escapó de la violencia con sus 4 hijas, escondidas y sin ningún peso en el bolsillo, hoy debido a la pandemia se encuentra sin trabajo y con 10 estudiantes bajo su techo entre hijas y nietos. 

“Pues un día, estando en mi casa, dije: ‘Pues me tocó arreglármelas para que estos niños no me pierdan el año y servirles de profesora. El estudio es lo único que les puede cambiar el rumbo, y dejarlos salir a la calle no es una opción para mí’ ”, contó Ángela. 

Con un solo celular y sin internet eficiente, tuvo que gestionar, hijo por hijo, acceso a tareas. Metiéndose como pudo a los grupos de los profesores, conseguía todos los paquetes guías para que sus hijos hicieran las tareas.

Videos de YouTube difícilmente le abrían, entrar Google era inalcanzable, y de explicaciones, muy pocas por parte de los profesores a cargo de sus los grados en los que estaban sus hijos. “Y yo con un celular que a veces funcionaba y a veces no. 

Mis niñas más grandes duraban hasta la 1 de la mañana haciendo tareas”. Apoyada por sus hijos mayores, sacaba adelante las tareas de los más pequeños. Pensaba en una tarea a la vez para que sus niños no le perdieran el año. 

Iba y fotocopiaba las guías y se les llevaba a los estudiantes para ponerlos a trabajar. “A los profesores les parece absurdo que una persona les diga que no hay acceso a internet, solo mandan guías y que uno mande las respuestas y ya, no importa cómo”. 

Y cuando el único celular de la casa no dio abasto, esta familia se las ingenió para comprar un computador de segunda mano por 360.000 pesos. No era el más veloz, pero por lo menos sirvió un poco mejor. "Y así, como pude, logré que todos mis chinitos pasaran el año pero no es una tarea nada fácil”. 

Ahora tuvo que pasar una carta al colegio porque teme que la llegada de una segunda ola los vuelva a confinar por más tiempo en el 2021. “Ellos necesitan de más equipos para poder estudiar, pero hasta ahora obtener una ayuda de la Secretaría de Educación ha sido muy difícil”.

Publicidad