Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Publicidad Adsense

publicidad publicidad publicidad publicidad

Javier Ordóñez, abogado asesinado por policías tenía una herida en el pecho

 


 
Al parecer se trataría de una herida con un elemento cortopunzante. El documento que contiene seis fotografías de Javier Ordóñez tomadas en la clínica fue conocido por El Tiempo. 

Según el diario estas imágenes son la prueba de la defensa de la familia para demostrar que Ordóñez murió por una golpiza. El cuerpo presentaba un golpe fuerte a la altura de la sien, en el costado derecho de la cara. Pero, también "una punzada en el hombro derecho".  
Justamente esta herida es la que resulta extraña, porque se ha evidenciado que él fue sometido a descargas eléctricas y a una golpiza en el CAI Villa Luz, en la localidad de Engativá. “Es una herida que presenta un orificio y podría ser de un arma cortopunzante que se le aplicó también ahí. 

Ya no se trata ni de la pistola ‘taser’ ni del arma contundente. Los bordes son circulares, darían a entender que se pudo introducir un elemento cortopunzante”, le dijo Rubén Darío Angulo, Médico Forense de Medicina Legal, a Semana TV sobre la herida. Además, el cuerpo presentaba una herida en la pierna derecha, que según el diario, los familiares afirmarían que se trata de una esquirla de bala. Ordóñez también presentaba morados en el cuello, en el ojo izquierdo y en las muñecas. La familia no ha revelado las fotografías, por considerar que son fuertes. Sin embargo, saben que son claves en el proceso judicial contra los uniformados.

Publicidad