Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Publicidad Adsense

publicidad publicidad publicidad publicidad

Exoperario de grúa de tránsito reveló que "a cada agente se le paga 10 mil pesos por moto"


"Eso es una corrupción. No es por cumplir una ley, son puros negocios", dice el exfuncionario, que asegura haberse retirado porque no aguantó tanta persecución a motociclistas. 


 
Si bien es cierto que la ley se debe cumplir y que a los infractores se les tiene que sancionar cuando se lo merecen, un exoperario de grúa de tránsito de Bogotá, reveló la razón por la cual algunos agentes se empeñan en generar comparendos y "llevarse" motocicletas a los patios. “Eso es una corrupción. Lo que tienen en Movilidad con los patios, las grúas y los policías son negocios”, manifiesta el extrabajador, que se alejó de este oficio tras dos meses en los que alcanzó a fijarse cómo eran las artimañas: “al policía se le pagaba 10 mil, hay unos que se les paga 7 mil”. 

A eso de ir por las calles a toda levantando motocicletas lo llaman "raspar" y la estrategia es tan infame como dolorosa, pues en apenas un par de horas, cuadran lo de todo un día y hasta muchísimo más. “Por mal que le fuera se sacaba dos viajes o tres. Cuando le iba a uno bien, que tenía la unidad en la mañana y en la tarde, alcanzaba uno a sacar 23 o 25 servicios en un día”, añade. Al hacer las cuentas con 25 servicios, significa que el policía que es corrupto se embolsilla en promedio $250.000 pesos al día, mientras que el conductor de la grúa $175.000 y el auxiliar, $150 mil pesos. 

 
Finalmente, dijo que cuando no hay coartada con el agente, el cargue es “flojo” y, fácilmente, el de la grúa se vuelve el hazmerreír del grupo, por eso hay que hacer caso, dice el exoperario: “mi labor era cumplir las órdenes de los policías e inmovilizar motos y carros”.

Publicidad