Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Publicidad Adsense

publicidad publicidad publicidad publicidad

Expolicía atacó brutalmente a expareja con cuchillo y machete



 

El demencial ataque se presentó en la vereda la Zarzuela del centro poblado de San Alfonso, en el municipio de Villavieja, donde fue atacada con machete y cuchillo Arelis Celada Lizcano, quien ahora se debate entre la vida y la muerte.

De acuerdo a Edwar Celada, uno de los hijos de la mujer agredida, su mamá le contó que mientras dormían escucharon cuando alguien ingresó por la puerta del patio y rápidamente la atacó por el cuello con un machete.

“Ese hombre ingresó como un asesino, como un ladrón, violentó la chapa de la puerta, cogió a mi mamá literalmente dormida y la apuñaló, pero como vio que las primeras heridas que le hizo en el cuello con un cuchillo no le hicieron nada, sacó un machete y la agredió”.

La mujer de acuerdo al relato de su hijo, se hizo la muerta con el fin de que aquel despiadado hombre, que tiempo atrás portó un uniforme de policía y se pensionó de dicha institución, la soltara y no la agrediera más. La idea surtió efecto y el agresor creyendo muerta a su víctima, se ensañó con el hijo menor de la mujer, que dormía en otra habitación.

 De acuerdo a testimonios, el hombre quien constantemente la acechaba luego de dar por terminada la relación, la intimidaba además de recalcarle irónicamente que si no era para él, no sería para nadie más, “ese hombre por poco acaba con la vida de mi mamá, como en más de una ocasión le dijo; para nadie es un secreto que él era posesivo, agresivo, violento, delante de las personas no le daba por nada tratarla con groserías, incluso amenazarla, yo creo que eso llevó a mi mamá a terminar la relación de un poco más de un año con ese hombre, porque la situación ya se estaba saliendo de control”, precisó Edwar.


La mujer quien se dedica a las labores del hogar, permanece en delicado estado de salud en el Hospital Universitario Hernando Moncaleano; sufrió heridas provocadas con machete y cuchillo en cuello, tórax, hombro, pierna izquierda y amputación de dos de los dedos de la mano izquierda. La señora brutalmente agredida aprovechó que el hombre aparentemente huyó del lugar de los hechos y como pudo, literalmente luchando por vivir, salió de la vivienda en busca de ayuda.

Un joven de 18 años de edad, hijo de la mujer, también resultó atacado por cuenta de este sujeto, “como si tratara de borrar cualquier evidencia, entró a la habitación de mi hermano y le provocó dos heridas con el machete en la cabeza, una de ellas comprometió la oreja”, el joven alcanzó a salir corriendo, llegó hasta la Estación de Policía y pidió ayuda, mientras el agresor que pretendía escapar, fue alcanzado por los uniformados y fue capturado en flagrancia, ensangrentado y con el arma en su poder.


Publicidad