Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Publicidad Adsense

publicidad publicidad publicidad publicidad

Niña de 5 años evitó que secuestrador se llevara a su hermanita





Una cámara captó lo sucedido durante la noche, en plena calle del barrio Venecia, sur de la capital colombiana: una madre luchó contra un secuestrador que quería llevarse a su hijita de 3 años y la hermanita de esta, de 5, logró traer a otras personas para ayudarla.

“Venía camino a entregar a mis hijas a la casa paterna, las dos niñas iban de mi mano cuando de repente un tipo en bicicleta me intercepta por detrás, me tapa la boca y me dice al oído ‘entrégueme la niña”, cuenta la mamá.

En medio del forcejeo, en el que resultó golpeada ella y su hija de tres años, la comunidad llegó para enfrentar al secuestrador, gracias al llamado de auxilio de la hermana mayor.

Finalmente, el delincuente fue capturado y conducido a una URI.

“No lo dejen suelto, es un peligro para la sociedad”, dice la madre entre lágrimas.

Y añade que, tras el intento de rapto, las cosas no han sido fáciles.

“Estamos pasando por un nivel de estrés grandísimo. Mis hijas no quieren salir a la calle, tienen pesadillas, es terrible, no hemos tenido un apoyo psicológico”, señala.

También cuenta que, al confrontar al hombre, este “se reía en mi cara”.

Aunque un juez ordenó medida de aseguramiento, el criminal alegó sufrir una enfermedad mental.

“La situación de inimputabilidad tiene que ser declarada por un juez y no necesariamente implica que la persona no puede ser judicializada y declarada penalmente responsable”, explicó el abogado penalista José Gregorio Beltrán.

Publicidad